miércoles, 1 de septiembre de 2010

Si Perciavalle leía esto a tiempo...

El gay es muy de querer convertirte. Y cagándose en la buena educación, el respeto a la heterosexual realidad del otro, o los cánones de normal seducción generados por los clichés de Hollywood, el tipo te utiliza las artimañas más viles e inmorales para conseguir su propósito.

Uno ya no es lo que era. Los 15 kilos que aparecieron de un semestre para el otro y lo hicieron dejar de ser un Adonis New Age para transformarse en una versión widescreen de Pancho Villa son aprovechados por el homosexual para intentar dejarle “bold” el asterisco a quien suscribe.

¿Cómo lo hace?
La ex oruga sabe que en otra etapa de su vida, las mujeres se rendían ante los encantos naturales del que ahora carga una asquerosa papada, y que en esos momentos se sentía lleno, feliz, deseado y poderoso.
El arte de seducir es una droga que genera una peligrosa dependencia. El que en algún momento probó las mieles del éxito de la danza nupcial humana, no puede abandonar jamás sus aires de Don Juan, y aunque sea por mera diversión (aún teniendo hijos, nietos, esposa y decodificador para los canales privados del tv cable), él seguirá intentando demostrarse que sus poderes de seducción no se extinguieron.

La decena y media de kilogramos que plagaron de adiposidad el organismo del autor, hacen que sus armas de seducción no hagan más que un indigno y casi imperceptible ruidito, para proceder luego a largar una pequeña cantidad de humo por el tambor.
Lo que en otro momento fue considerado arsenal de guerra, ahora no es más que un revolver de fulminantes comprado en Super USA.

Y es ahí, donde el que se bancó con gusto la burocracia para que le dieran el papelito sellado del tramica* ve el nicho y se quiere meter.
(Aclaro que en la oración que acaba de terminar, “nicho” no es un eufemismo)
Piensa para sus adentros: “A este macho de raza, seductor por naturaleza, que está pasando por una etapa de decadencia, sólo tengo que hacerlo sentir importante, lindo y deseado y luego tirarme a escuchar Beck y comer kiwis, a esperar que el proceso de transformación esté completo”

Es así. El gay es como un zombie que te quiere llevar para su ejército y convencerte que no hay placer más grande que hacerse la pedicure dos veces por semana… Bue, y también intenta averiguar si tu corta churros es doble vía.

Pero no. No lo vas a conseguir. Compré un rollo de membrana asfáltica y hoy mismo me impermeabilizo el ojete.




* El trámite para ser marica.

21 comentarios:

  1. Qué buena frase, "averiguar si tu corta churros es doble vía"...
    Digna del mismísimo Zambayonny.

    ResponderEliminar
  2. Es que con ese corta churros cualquiera duda

    ResponderEliminar
  3. jajajaj yo pensé q sólo a mi me afectaba la adiposidad... mirá lo que genera, los putos encontraron la veta, dónde completar su ejército... y observando bien la gran mayoría son gorditos... verdad moustache es verdad. lo de la membrana te va a doler!!!

    ResponderEliminar
  4. "Super USA" jajaja. Y todo por 8! Ese si que era un buen local. 88, 48, 8... Que genialidad de marketing.

    ResponderEliminar
  5. me suena a chamuyo para levantar minas, algo así como la estrategia del vencido + hasta los putos me quieren

    suerte ;)

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Buenas, una amiga me dijo que entrara a este blog y como soy medio prostituto entre. Lei el ultimo post y me gusto. Despues voy a vichar los demas. Soy un rookie en esto asi que si me dejas, encajo marketing directo a full dejando mi link para los que quieran visitar mi blog. Al que no le guste, que la chupe. abrazo amigo del bigote retro.

    http://chamugiando.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. Como extrañaba pasar por acá. Volviendo..pinchando la burbuja. Buenas!

    ResponderEliminar
  9. no tengo cuenta google ni AIM, lo q si tengo es Anonimo.
    "averiguar si tu corta churros es doble vía"...
    esta entra en el top 10 de frases, tan rebuscada y a la vez tan simpe...

    ResponderEliminar
  10. Leyendo comentarios veo que ganaste muchos puntos con "averiguar si tu corta churros es doble vía"
    Si bien es muy buena, yo discrepo, la mejor del post fue "intentar dejarle “bold” el asterisco a quien suscribe"

    Buen texto, quizas el que mas me hizo reir.

    Salute

    ResponderEliminar
  11. yo que sé moustache... no sea tan negado, hombre!
    déjese fluir y bueno, si lo convencen lo convencen.


    (a mí siempre me llamó la atención el excesivo color rosa de su blog... algo querrá decir, tal vez es una señal, no sé, usté vea...)

    ResponderEliminar
  12. Pedi que te devuelva el dinero la empresa de desodorantes, que prometia un tendal de feminas en su publicidad, y ahora corres espantado de la marcha del orgullo gay como perro asustado de los cuetes en navidad

    ResponderEliminar
  13. por dios...hace rato que no pasaba pero no me he olvidado...espero no te enojes y no te pierdas...
    la imagen de gays zombies me mató....

    ResponderEliminar
  14. ehh, tanta resistencia no implicará miedito a que te guste el otro bando?
    XD

    ResponderEliminar
  15. jajajaja andá a saber qué estaba haciendo perciavale que no lo leyó...

    ResponderEliminar
  16. Hay muchos gays que buscan a un hombre de verdad, les atrae el heterosexual, el machote.
    No es que tratan de convertirte, tratan de que te los cojas.
    Si te converrtis en una mariposa como ellos, dejas de interesarles. Bah, podes a pasar a interesarle como amigo.

    Tengo muchos amigos gays! miran al padre de familia, al chabon que tiene novia, al mecanico sudado.
    pero quedate tranqui que no quieren convertirte, al contrario.

    ResponderEliminar
  17. Las armas de fulminantes del super usa...

    ResponderEliminar
  18. Lo que pasa que es dificil convencerse que vos sos heterosexual.
    Es como que: Que no es? Mira si no va a ser! Es si! Miralo como camina! Como sabes que no es? Pa mi que es! Usa zunga!

    ResponderEliminar